Viernes, 28 de octubre de 2005
Publicado por negraycriminal @ 9:29
Comentarios (2)  | Enviar
----- Original Message -----
From: "JOSE LUIS ALONSO MARCHANTE"
ent: Thursday, October 27, 2005 10:00 PM
Subject: De Gij?n a Marsella, a trav?s de un libro


El texto es, en realidad, un agradecimiento a la mujer que me recomend? el libro, en vuestro st?nd.
Estimados amigos:
En la edici?n de la Semana Negra de Gij?n de 2004 alguien de vuestra librer?a me recomend? un libro. Empec? entonces un viaje que me llevo a Marsella este mismo mes. Lo he descrito en un peque?o texto que os adjunto, por si quer?is colgarlo en vuestro blog.
Otro viaje me llevar?, bien pronto, a vuestra peque?a librer?a de Barcelona.

Saludos negrocriminales,

Jos? Luis Alonso

Madrid



De Gij?n a Marsella a trav?s de un libro

"Pide que el camino sea largo"


?taca C P Cavafis




Nunca s? con exactitud en qu? momento comienza un viaje y ad?nde ?ste me
llevar? Tan s?lo m?s tarde al evocarlo identifico el lugar de partida como si tirara de un
delgado hilo y descubriera de pronto la madeja que est? al final
El viaje a Marsella se inici? hace m?s de un a?o en una tarde calurosa en Gij?n
Recorr?a a primera hora los puestos de libros de la Semana Negra justo en el momento en que la afluencia de visitantes es escasa y uno puede demorarse sin agobios en la
contemplaci?n de los vol?menes Me detuve mucho tiempo en el st?nd de una peque?a
librer?a barcelonesa ojeando pausadamente los ejemplares all? expuestos Tom? uno
entre mis manos de negra portada como debe corresponder a toda buena novela
policiaca y me puse a leer la contratapa All? estaba escrito el nombre de la ciudad a la
que viajar?a Marsella. La inteligente librera debi? notar como en mi semblante aparec?a una mueca de inter?s e inmediatamente me recomend? el libro Sin dudas ni largas explicaciones
?L?elo es la primera parte de una trilog?a sobre un at?pico policia marsell?s El autor muri? hace s?lo diez a?os? Lo compr? evidentemente Y lo le? - En ?Total Kh?ops? de Jean Claude Izzo Marsella se hace personaje Las calles y los. bares por los que transit? el escritor se inmortalizan en las p?ginas de la novela.
Uno recorre con sus protagonistas Montale Lole Ugo Manu las callejuelas de Le Panier o siente la brisa del Mediterr?neo mientras Honorine prepara una foccacha frente al mar.
Despu?s vino ?Chourmo? y los personajes se perfilaron a?n m?s mientras que la ciudad
Marsella adquir?a la solidez de un lugar ya conocido.
A principios de este mes de octubre tom? mi coche y desde Madrid tragu?
kil?metros hasta llegar a Marsella repitiendo en la cassette las viejas canciones de Lili
Boniche La ciudad me recibi? con una luz especial que nace del centro mismo del
Mediterr?neo y que ba?a hasta el ?ltimo rinc?n de sus peque?as plazas Viajaba s?lo
puesto que determinados momentos no son para compartirlos Con nadie Aparqu? en el
Eran los hijos y nietos de espa?oles italianos argelinos armenios portugueses tunecinos
que hab?an llegado un d?a a Marsella para quedarse llenando la ciudad con sus anhelos y
sus desdichas
Poco despu?s entr? en Le Panier el viejo barrio situado sobre la antigua ciudad
focea con dos mil seiscientos a?os de historia Fue como acceder a un territorio secreto a
trav?s de las empinadas escaleras que dan la bienvenida al visitante En Le Panier la vida
transcurr?a a otro r?tmo con sus estrechas callejuelas surcadas en lo alto por alguna
gaviota extraviada El mar se percib?a cercano y los vivos colores de las casas recordaban la tradici?n marinera del barrio de la ciudad.
A partir del tercer d?a la Marsella que yo hab?a le?do se qued? ya definitivamente
atrapada en las p?ginas de los libros Descubr? entonces mi propia ciudad La que me
pertenec?a al caminarla d?a tras d?a como si yo tambi?n escribiera torpemente mi propia
historia Conoc? a Isabel la madrile?a que serv?a los caf?s en el Bar des Treize Coins
so?ando con abrir un albergue rural en un peque?o pueblo de Burgos Hassan en el Bar
des Mara?chers me explic? c?mo deb?a preparar el pastis y cada noche me pon?a uno tras. otro como antes lo hizo con Izzo y con Montale Los vapores del an?s flotaban en el
ambiente mientras la m?sica de Coltrane se elevaba levemente por encima de las
conversaciones Sandrine con el coraz?n exiliado me tom? entre sus brazos y nos
amamos con una mezcla de tristeza y desesperaci?n la de los amantes que saben que
todo viaje termina aunque el camino sea largo.
Ahora en mi casa de Madrid acaricio suavemente el lomo de los libros de mi
biblioteca Cada uno de ellos cuenta una historia todos tienen entre sus p?ginas algo de
mi y de qui?nes los leyeron antes Todos evocan un viaje proponen un viaje.

Jos? Luis Alonso Marchante
2005 Madrid octubre

Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 07 de noviembre de 2005 | 22:50
Me ha gustado mucho, me dan ganas de viajar sola y a donde sea, pero no creo que tenga valor, no me gusta disfrutar tanto de mi soledad, ya sabes.
Publicado por Invitado
Domingo, 13 de noviembre de 2005 | 19:13
En el pasado hice muchos viajes acompa?ado y jam?s me sent? m?s s?lo. En este, hacia Marseille, me acompa?aban los personajes de Izzo, el propio autor y todos aquellos que llegaron a trav?s del Vieux Port. Al poco, tambi?n los habitantes la ciudad.