Mi?rcoles, 22 de febrero de 2006
Publicado por negraycriminal @ 17:42
Comentarios (0)
? Por qu? la gente mata ?


Lilian Neuman,CULTURAS de La Vanguardia,22-2-2006




Esta cr?nica comienza por donde nunca, jam?s, debe comenzar una novela negra : revelando el desenlace.
El desenlace -para peor, feliz- tuvo lugar en una librer?a de la
Barceloneta en la que no cab?a ni un alfiler llamada "Negra y Criminal".
La terraza qued? estrecha para los autores de novela negra, editores, periodistas, fot?grafos y, atenci?n, mucha atenci?n, lectores. Dos operarios colgados de la fachada de enfrente, por encima de las cabezas de los asistentes dieron, seg?n Antonio Iturbe -autor de la novela "Rectos torcidos" (Planeta) en la que describe esta librer?a y a su propietario- "un toque Fura dels Baus" a este encuentro negro que ha durado seis d?as y
que tuvo (nunca mejor dicho) inusual pistoletazo en el Sal? del Cent: el discurso del alcalde Joan Clos sobre la fiebre tifoidea (bien, el tifus tuvo un papel en su discurso sobre la ciudad y su historia, pero es que le ocup? mucho espacio).
Montse Clav?, c?mplice de Paco Camarassa en "Negra y Criminal" destac? entre el bullicio con un certero lapsus: all? est? Leopardo Padura, si quieres que te firme su libro. Leonardo Padura, creador del investigador Mario Conde ("Adi?s Hemingway" Tusquets), fue uno de los notables ponentes de este encuentro con su estampa, fijese bien el lector, de pl?cido leopardo atento. Padura es un hombre muy serio, tambi?n uno de los tres
escritores extranjeros que se fue de paseo por el Barrio G?tico y acab? jugando a comisario, v?ctima y asesino en un portal cercano a la Plaza de Sant Just.El lugar de los hechos.
Entre el 6 y el 11 de febrero sucedi? algo subterr?neo e intenso. Este encuentro de novela negra tuvo lugar en el Palacio de la Virreyna. Paco Camarassa, con la venia del consejal Ferran Mascarell, reuni? a 19 editoriales que sumaron esfuerzos. Gran producci?n: entrevistas a los medios y un importante papel por parte de las editoras y las encargadas de prensa. El femenino se debe a la mayor?a de mujeres que, como celosas madres, marcaban la agenda y cuidaban que la corbata de sus autores negros
estuviese en su sitio a la hora de la foto. Sepa el lector que en cada encuentro de novela criminal -el anual de Gij?n, el del a?o pasado en Barcelona- sucede lo mismo: Estos creadores de psic?patas, traidores, pederastas y asesinos en serie son gente encantadora y serena que se relaciona con alegr?a y salud. Seg?n una joven encargada de prensa: "no veas, cuando el encuentro es de poetas, la de odios que salen a relucir. ?Todo esto pas? aqu??
Si usted, ciudadano y lector, ha pasado delante de la Virreyna no habr? visto el enorme cartel de BARCELONA NEGRA. Es que no lo hab?a. Sin embargo, si usted hubiese entrado en la Virreyna y hubiese buscado el ascensor hasta la cuarta planta, se habr?a encontrado, a toda hora, con la sala llena, gente de pie y las cabinas de los entregados intr?pretes que almacenaban torres de botellas de agua. El p?blico de estas mesas redondas no estaba formado exclusivamente por se?oras gordas ni por jubilados encantados de asistir a una actividad instructiva. El p?blico
fue totalmente diverso, pregunt?n y reiteradamente incisivo (con alg?n disertante algo cr?ptico, que habl? de sus experiencias mafiosas y su relaci?n con Mario Puzzo sin dar m?s precisiones). Se pregunt? por Leonardo Sciascia, se pregunt? por la mafia, la droga y la prostituci?n en Cuba. Tambi?n se pregunt? por la situaci?n en Sud?frica y en Suecia y poco y nada por cosas tales como ?Qu? autores influyeron en usted?".
Entonces, ?estamos ante un nuevo boom de la novela negrocriminal? La pregunta cay? como bomba de tiempo. Los autores y amantes del g?nero tienen tristeza acumulada, escepticismo y ganas de mirar hacia adelante.
"Esto es un farol", se dijo off de records. ?O es que el mundo se ha vuelto tan convulso y en tan poco tiempo, como bien se?al? Fernando Mar?as, que la novela negra es, mucho m?s que los peri?dicos, una forma m?s accesible de llegar a ?l? Seg?n Fernando Mart?nez Lainez, tal vez s? han regresado los tiempos de la colecci?n Cosecha Roja, de la Serie Black (Plaza y Jan?s), dirigida por el erudito Javier Coma, director tambi?n de
la homenajeada colecci?n La Cua de Palla. Tal vez vivimos un ciclo l?gico, que tendr? su curva descendente, afirma Jordi Canal, director de la Biblioteca La B?bila, en Hospitalet, impulsora de clubs de lectura negra.
La ?ltima palabra la tendr?n los vendedores, se oy? tambi?n.
Or?genes de este posible fen?meno negro.Tal vez se trate de una conjunci?n afortunada. Que un se?or llamado Paco Camarasa, que lleva la novela negra en la sangre y se ha revelado en este
encuentro como un combativo comunicador y agente cultural -por atacar y defender, hasta defendi? a la legendaria revista "El Caso", y con s?lidos argumentos- , haya abierto en el 2002 un peque?o local en donde puede hallarse un nutrido y valioso fondo editorial. A la vez, al mismo tiempo, que una joven editora llamada Anik descansara de sus lecturas obligadas, cada noche, leyendo novela negra. Hoy Anik Lapointe dirige, desde RBA, personal y cuidadosamente, una de las m?s prestigiosas
colecciones del g?nero que en este encuentro ha presentado a dos autores que hay que tomarse muy en serio, el sueco Hakan Nesser y el sudafricano Deon Meyer. "El frio y el calor" apodados cari?osamente, tal el humor de uno, tajante -"no, creo haberle dicho que no escribo libros para ni?os"-, m?s benevolente el otro. No se enga?e el lector, tanto "La tosca red" como
"Sombras del pasado" son novelas muy fuertes, en nada ben?volas, inicios de dos series de gran resonancia en sus respectivos pa?ses. Otro ingrediente: que al mismo tiempo, hace unos cinco a?os, naciera una editorial llamada Barataria -como tambi?n nacer?a Tropismos, y Poliedro (la del notable James Sallis)-, que publica a un autor exitos?simo en Italia y que ahora se nos presenta con su personaje llamado Caim?n: Maximo Carlotto ha paseado su imponente persona por Barcelona, acompa?ado de una agente que en Italia lo es tambi?n de estrellas del espect?culo. ?Qu? pasar? si Carlotto se transforma en un ?xito en Espa?a?
La pregunta tal vez fue de mal gusto: lo cierto es que m?s de un editor peque?o confes? su temor a que, en el futuro, alguna editorial poderosa le robe un hoy potencial ?xito.
Revelaciones y actos de justicia. A lo largo de estas mesas redondas sucedieron importantes actos de justicia, en un g?nero que suele llevarse mal con las decisiones de los jueces. Una de ellas, los reiterados aplausos a Francisco Gonz?lez Ledesma, quien adem?s obtuvo el I Premio Pepe Carvalho por el conjunto de su obra. El creador del cascado pol?c?a Mendez fue una de las estrellas de este encuentro. Tambi?n lo fueron Leonardo Padura y Jos? Carlos Somoza, que dej? a todo el mundo paralizado. ?Qu? pasar?a, pregunt? taladrando a la audiencia con la mirada, si de repente se aprobase una ley que, sencillamente, permitiese matar? ?Qu? pasar?a con todos nosotros y nuestros seres queridos? El p?blico no hizo m?s preguntas.
Otro acto de justicia lo protagoniz? el d?o formado por Andreu Martin y el joven Juan G?mez-Jurado. En dos ocasiones, por lo menos en p?blico (unas tres m?s en privado), G?mez Jurado -que con 28 a?os debuta con un trhiller supertraducido y se presenta como un precoz genio de la trama (es la gran apuesta de Roca Editorial)- declar? su felicidad por estar sentado
junto a quien fue su ?dolo de infancia. "A los diez a?os yo le?a admirado a Andreu Martin". Andreu Mart?n, por su parte, acept? con resignada sonrisa esta ratificaci?n de su condici?n de decano la novela negra, modelo y hombre que peina canas. De pocas canas, alopec?a y otros detalles se brome? durante la mesa con el tambi?n alop?cico y carism?tico Giorgio Faletti.
Conclusiones negras.De no haber existido el A?o del libro y la Lectura -que convoc? el a?o pasado el Primer Encuentro de Novela Negra Europea- este nuevo encuentro no habr?a tenido lugar. Esta el Jaime Pe?afiel de la novela negra - cree, discrepando con muchos, que a nadie cansa la proliferaci?n de encuentros, mesas redondas y conmemoraciones del tema que sea. Las ciudades dan para todo y, en cualquier caso, que sobre esto no opinen ni los cronistas, ni los escritores, sino los ciudadanos que, por ejemplo, llenaron la Virreyna.
La ciudad, repito, da para todo-: el periodista Carlos Quilez ha dicho que en Espa?a tienen lugar 50 delitos por 1000 habitantes y que Barcelona tiene un mayor porcentaje de cr?menes en verano que en invierno. Dicho esto, tuvo que irse corriendo a la Cadena Ser, por un asalto en L'Hospitalet". Pero ?por qu? la gente mata? Por qu? a cinco minutos de la librer?a "Negra y criminal" apareci? una mujer descuartizada? ?Por qu? el joven asesino de la catana hizo lo que hizo? ?Por qu? la justicia es tan arbitraria? Y por que, por ejemplo, el guionista, c?mico y showman Giorgio Faletti decidi? retrirarse a la isla de Elba, para escribir thrillers como el apabullante "Yo mato" (Grijalbo)? Mantener al espectador de teatro en vilo es muy dif?cil, escribir humor todos los d?as, mucho m?s dif?cil que
escribir novela policial, confes? en la mesa del restaurante de su hotel donde habl?, hechiz?, pidi? una silla alta para llegar a la torre de platos de la elegante mesa, cont? an?cdotas e improvis? personajes. Por detr?s de tanta gracia y magnetismo pudo verse en ?l un talante com?n a todos los autores que, entre bromas y risas, soltaron frases muy certeras, algunas como navajazos, otras como disparos.
La escritora francesa Dominique Manotti ("Sendero sombrio", Tropismos) respondi? a por qu? hab?a abandonado su trabajo de historiadora para escribir novela negra con la mejor frase de estas jornadas: por desesperaci?n.

Comentarios