Martes, 23 de enero de 2007
Publicado por negraycriminal @ 7:35
Comentarios (1)  | Enviar
Hoy martes en el Club de Lectura NUESTROS CL?SICOS
A SANGRE FR?A

de Truman Capote



A sangre fr?a y un pavo de acci?n de gracias
por la autora de Manual Pr?ctico de Cocina Negra y Criminal




Sin ninguna simpat?a hacia las v?ctimas ni hacia sus verdugos, ateni?ndose a los hechos, Truman Capote nos leg?
A sangre fr?a, una cr?nica criminal que hiela el alma.

Hasta la ma?ana de mediados de noviembre de 1959, pocos americanos hab?an o?do hablar de Holcomb, un pueblo situado en las elevadas llanuras trigueras del oeste de Kansas. Un pueblo donde, despu?s de las lluvias, o cuando se derrite la nieve, las calles sin nombre, sin ?rboles, sin pavimento, pasan del exceso de polvo al exceso de lodo.
En Holcom, dos delincuentes, Perry y Dick, mataron a cuatro miembros de la misma familia por un bot?n de 45 d?lares, una radio port?til gris marca Zenith y unos prism?ticos.

En la novela de Capote, novela negra, y tan fr?a como la manera en que mata Perry - "matar es m?s f?cil que pasar un cheque falso"_, aunque parezca mentira, se habla mucho de comida.
A trav?s de sus p?ginas podemos conocer los gustos gastron?micos de la Am?rica profunda.
Una de las v?ctimas, Herbert William Clutter, es un padre de familia que hace el pan en su casa:

No hab?a mujer que amasara el pan mejor que ?l y sus pastelitos de coco eran lo primero que se vend?a en las fiestas de beneficencia.

Su hija, Nancy, era quien mejor hac?a las tartas de cereza y no le importaba cocinar un pavo entero. Tartas de cereza con un dorado y crujiente enrejado de pasta.
El ?ltimo d?a de su vida hab?a anotado en su diario:

Jolene K. vino y le ense?? a hacer una tarta de cereza.

A su asesino le gustaba desayunar una root beer helada (una especie de soda con extractos de vainilla, regaliz etc.),tres aspirinas y un cigarrillo Pall Mall tras otro, lo que consideraba un desayuno ?como dios manda?.

En el transcurso de la novela, Capote, nos ir? documentando sobre las preferencias gastron?micas de otros personajes del drama. Las de la encantadora se?ora Meier. La esposa del ayudante del sherif y excelente cocinera que alimenta a los ?hu?spedes? de su marido en la prisi?n del condado. Cuida a Perry, el asesino, y cuando ?ste recibe a un amigo en la celda le confecciona un soberbio men?:

Ganso relleno asado con salsa, patatas a la crema, jud?as verdes y gelatina de ensalada, acompa?ado de galletas calentitas y leche fr?a, para terminar con tarta de cereza, queso y caf?. Todo servido sobre un mantel de lino, servilletas almidonadas y lo mejor de su plata y porcelana.
_ ?chico, ?te dan de comer siempre as??
Perry ri?.
_ La se?ora Meier es una cocinera estupenda. Tendr?as que probar su arroz a la espa?ola. He engordado siete kilos desde que estoy aqu?.?


Perry y Dick, los asesinos comieron mal mientras dur? su hu?da. Comida de carretera, comida basura. A veces no compart?an el gusto por los mismos platos pero en la que ser?a su ?ltima cena estuvieron de acuerdo.
Los dos, socios en el crimen, antes de morir en la horca pidieron el mismo men?:

Gambas, patatas fritas, pan de ajo, helado y fresas con nata.
Comentarios
Publicado por Renato Menoscal
Mi?rcoles, 13 de mayo de 2009 | 17:20
Hola amigos.Sugiero leer novela comedia BALADA PARA TERRORISTAS, excelentes comentarios. Pag web: www.baladaparaterroristas.com Pura adrenalina