Mi?rcoles, 07 de febrero de 2007
Publicado por negraycriminal @ 10:33
Comentarios (0)  | Enviar
C?mo buenos detectives, una vez acabado el acto del Premio, seguimos los pasos de Wallander por el antiguo barrio de Carvalho: "el chino", barrio que la modernidad ha bautizado como Raval.

Tranquilo, avanzaba por las estrechas callejas entre aromas de paquist?n y leves perfumes de modernas cocinas especializadas en platos de mestizaje de dise?o. Era la hora de la cena.


Wallander, siguiendo los consejos gastron?micos de su amigo Carvalho, se dirigi? al restaurante Casa Leopoldo. Que aunque es un remedo de la popular casa de comidas que fue sigue conservando la memoria del escritor que la hizo famosa.


" La ?nica revoluci?n cultural de fondo que ha aportado la democracia en Espa?a ha sido la recuperaci?n de la memoria del paladar, que goza de mucha mejor salud que la memoria hist?rica. Detr?s del objetivo de salvar las se?as de identidad, la que m?s se ha salvado es la gastron?mica, y entre aquel p?ramo de cocinas esenciales que fue la Espa?a del hambre o del boom econ?mico de los dos o tres franquismos hasta ahora censados y la oferta gastron?mica actual, media la voluntad de que el placer sea cosa de este mundo. Hay restaurantes y restauradores que luchan por las estrellas de la Gu?a Michelin o por las buenas puntuaciones de las gu?as espa?olas, y otros consiguen la inmortalidad gracias a su condici?n de ser algo m?s que un restaurador o un restaurante, gracias a que forman parte de un paisaje de la memoria o de un imaginario.

Si el viajero no quiere alejarse demasiado del coraz?n m?tico de Barcelona, el barrio chino, puede irse a comer a Casa Leopoldo, donde la mejor consigna es decir: "Vengo de parte de Pepe Carvalho y p?ngame lo que ustedes quieran".
..

Fragmento de
Pasodoble de aniversario
MANUEL V?ZQUEZ MONTALB?N
EL PA?S, Catalu?a, 6 / 6 / 1999)



Imagen

Una de las muchas fotograf?as de Manuel V?zquez Montalb?n que
cuelgan de las paredes del restaurante.

El inspector sueco que come tan mal en Escania, sigui? la consigna de su amigo.
As? fue como Wallander- o lo que es lo mismo, Mankell- cen? uno de los platos del d?a:

ALB?NDIGAS CON SEPIA Y GAMBAS


Imagen
Detalle de los azulejos que cubren las paredes de Casa Leopoldo.
Comentarios