Viernes, 27 de junio de 2008
Publicado por negraycriminal @ 19:07
Comentarios (0)  | Enviar




LA COSA NOSTRA – serie abierta – 3 Tomos

                            David Chauvel – Erwan Le Saëc

224, 248 y 96 Páginas. Color

Planeta DeAgostini







 

 

    
     












       
La labor de Chauvel y Le Saëc pordría considerarse como una cruzada dentro del mundo de los comics.
A lo largo de casi una década han ido publicando, y siguen haciéndolo, una serie de álbumes dedicados a narrar la historia de lo que conocemos por “La Mafia” en los Estados Unidos.

            En un primer bloque de 12 álbumes, aparecido originalmente con el título de “Ce qui est à nous”, se dedicaron a contranos las andanzas de los mafioso en Nueva York. Esos doce álbumes han sido editados en España en dos tomos con el título comun de “La Cosa Nostra” y el subtítulo de “Un siglo de crimen organizado en Nueva York”. El tercer tomo español lleva el subtítulo de “La locura del Holandés” y está dedicado a Arthuer Flagenheimer, mas conocido como “Dutch Schultz”. Y falta de publicar el último de los tomos aparecido este mismo año en Francia.

            Aunque en la obra se recrean los hechos ocurridos en los años del gansterimso, lo cierto es que hay una serie de personajes ficticios que ayudan a que la narración transcurra con mayor fluidez. Y hemos de agradecer a los autores que al final de cada tomo, en un largo apéndice, se nos vaya informnado de que diálogos y escenas son inventados, y cuales sucedieron realmente y de que fuentes han sido extraidos. Se trata de una explicación minuciosa, escena a escena, y que viene acompañada de fotografías de los personajes y de la época.

            El dibujo, no tiene gran calidad artística, pero el dibujante, de una forma muy poco habitula, abunda en planos generales mostránodonos la arquitectura, el vestuario, los vehículos de la época, en un muy notable trabajo de documentación que hay que resaltar convenientemente. 

 

                                                                                  JuanJo Sarto.

 


Comentarios