Viernes, 19 de septiembre de 2008
Publicado por negraycriminal @ 17:41
Comentarios (0)  | Enviar

"Adoré a un hombre, hace mucho tiempo. Era muy buena gente, más bueno que el pan, y cuando me tomaba sobre sus rodillas, me parecía alcanzar el cielo. No recuerdo el color de sus ojos, el olor de su cuerpo: he olvidado hasta su rostro, pero nunca olvidaré sus palabras. Sabía decir cosas tal como el azar las pone. Sabía hacerme creer en lo que creía. Quizá fuera un santo. Estaba convencido de que con un mínimo de humildad los hombres sobrevivirían a las ballenas y a los océanos. Le contrariaba mucho verlos buscar en otra parte lo que tenían al alcance de la mano...Murió precisamente de tanto querer cambiar el mundo, porque él fue el único en no cambiar".
 
Doble Blanco
 
Yasmina Khadra

Comentarios