Jueves, 15 de julio de 2010
Publicado por negraycriminal @ 17:11
Comentarios (0)  | Enviar

?

Carvalho en las aulas

Marta Medina/ El Escorial/El Mundo? 14/07/2010

?

Manuel V?zquez Montalb?n, "aquel ni?o triste que naci? en la calle Botella, hijo de Evaristo y Rosa, el 14 de junio de 1939, no fue un ni?o de la calle, sino un ni?o de balc?n", recuerda Manuel Llorente, redactor jefe de Cultura de EL MUNDO.es, durante la conferencia 'El reflejo de la realidad en las novelas de Pepe Carvalho', dentro de los cursos de verano de la Universidad Complutense.

Llorente, quien trab? gran amistad con el creador de Pepe Carvalho, se refiere al "maestro" con la intensidad y la pausa de un gran admirador. Explica Montalb?n a trav?s de sus propias citas, como un remiendo de retazos de sus libros, sus art?culos o los di?logos al calor de unos callos. "Empec? a escribir de forma sistem?tica porque me compr? un frigor?fico a plazos", es una de las frases que refleja la visi?n que Montalb?n ten?a de la literatura: para ?l, un oficio.

Carvalho fue su personaje m?s popular -gran parte de la culpa la tienen los 24 t?tulos que protagoniz?- y a trav?s de ?l se refleja la metamorfosis de la Espa?a de 'Las Hurdes, tierra sin pan' al Aznar de las Azores. El escritor dec?a de sus libros 'carvalhianos' que eran "una sucesi?n de novelas-cr?nica que quer?a escribir sobre la transici?n", no s?lo la espa?ola, sino el paso de la "D?cada de las Luces al tenebrismo desesperanzado del milenio", o la de "la Revoluci?n de los Claveles al presidente Bush".

Realidad en la ficci?n

"Manolo era la realidad en la ficci?n". Para Llorente, estas ventanas abiertas a 30 a?os de historia son lo que hacen de Montalb?n un "maestro", a pesar de que uno de los axiomas al escribir una novela es "no introducir referencias a la actualidad en la ficci?n, porque entonces envejece", comenta el escritor Eugenio Fuentes. "Sin embargo", acota, "sus novelas no envejecen, porque sab?a discriminar aquello que perdurar?a en el tiempo".

?

Es en este punto cuando las opiniones comienzan a confrontarse. La escritora Alicia Gim?nez Bartlett -creadora de la detective barcelonesa Petra Delicado- discrepa sobre la perdurabilidad de la figura de Montalb?n, a quien considera "producto de su ?poca, producto del franquismo". Bartlett destaca al autor de 'La soledad del m?nager' como "un escritor dentro de la tradici?n espa?ola, no como un referente literario atemporal". Nada m?s lejos de la visi?n de Paco Camasa, librero, quien recuerda que el ?xito entre los j?venes de la reciente reedici?n de 'Los mares del sur', m?s de 30 a?os despu?s de su publicaci?n, demuestra que Carvalho "aguanta" el paso del tiempo.

La novela de 1979 no ser? la ?nica 'desventura' del investigador que vuelva a editarse pr?ximamente, sino que la editorial Planeta ha contratado el lanzamiento de nuevo de la serie completa. "Si Planeta ha revisado la reedici?n ?ntegra de Pepe Carvalho es que piensa que existen posibles lectores", determina Ana Gav?n, directora de Relaciones Editoriales del grupo.

?

El comer y el escribir

Sin embargo, lo que es seguro es que el Manolo amigo y compa?ero s? ha dejado huella entre aquellos que le conocieron. Todos destacan su generosidad, su cercan?a y la ayuda que les ofreci? a muchos de ellos cuando eran 'juntaletras' novatos, idealistas aspirantes a poeta o simples amantes de la tertulia literaria. Como admite Llorente, "nos ha dejado un poco hu?rfanos".

La posteridad probablemente no fuese siquiera una de las peque?as preocupaciones de Montalb?n, m?s interesado en viajar, en comer y en vivir. La gastronom?a ocupaba con seguridad m?s tiempo en su pensamiento que el recuerdo futuro de su persona. La cocina era otra de las pasiones del escritor, percibida entre crimen y crimen como un remanso de paz entre el caos criminal?stico de Carvalho. "Manuel Vicent dec?a de ?l que pod?a hacer una paella y escribir un libro a la vez", recuerda Llorente, "y Manolo acotaba: 'Eso es f?cil, pero si cocinas un bacalao al pil-pil es imposible'".

?

?


Comentarios