Lunes, 15 de noviembre de 2010
Publicado por negraycriminal @ 12:37
Comentarios (0)  | Enviar

?

El MUNDO.ES

15/11/2010

NOVELA | Andreu Mart?n, Premio Pepe Carvalho 2010

por Marga Nelken

El 'Jim Thompson' barcelon?s

El visionario escritor, uno de los puntos de referencia del g?nero criminal Le cae, de golpe y porrazo, el Premio Pepe Carvalho a Andreu Mart?n. Galard?n tan merecido como prestigioso. Lo hace por unanimidad. Feliz, oportunamente. Como si se tratase de un macet?n de pl?stico lanzado desde un quinto piso por el payaso listo. Estamos por ello de enhorabuena.

Coincido con el jurado. "Desde su primera novela, 'Aprende y calla' (1979), Andreu Mart?n se ha convertido en uno de los puntos de referencia del g?nero criminal en Espa?a y en todas las lenguas a las que se ha traducido".Se suma as? su nombre a la lista encabezada por Ian Rankin y Francisco Gonz?lez Ledesma, galardonados en otras ediciones. Andreu Mart?n y sus novelas negras, puras y previas a los tiempos de los alardes pirot?cnicos, de los bestsellerizados a rebufo de Stieg Larsson, de los aluviones de estupidez que trajeron los guionistas de series tipo CSI. Andreu Mart?n y sus descarnados relatos en los que a cada balazo se le llama balazo, en los que nadie da gato por liebre al atribulado lector. Es decir, lo infrecuente en estos tiempos que corren. Por eso, y por su violencia descarnada, lo equiparo con el puto amo. O sea, con Jim Thompson.Todav?a conservo aquel ejemplar de 'A martillazos' de 1992, de Plaza & Jan?s, de Barcelona, novela de 222 p?ginas basada en un relato corto escrito por el propio Andreu Mart?n 10 a?os antes. Siempre siento la misma calidez cuando vuelvo a hojearlo. Cuando yo era una adolescente de provincias y ?l ya constaba en las baldas de las librer?as como escritor 'noir' contante (de contar) y sonante. Una trama redonda, repartida en nueve cap?tulos, que arranca as?, como un directo al h?gado: Cuando S?nchez gan? 426 millones de pesetas en la Loter?a Primitiva, crey? que se volv?a loco.A partir de aqu?, la historia del multimillonario transcurre a borbotones. Sin complejos. Como el bebedor de DYC antes de atusarse la cogorza para acudir a la reuni?n de Alcoh?licos An?nimos. El psychokiller, en este caso, no atiende por un contundente nombre a lo Eberhard Munck af Rosenschol o, ya en plan netamente yanqui, a lo Patrick 'American Psycho' Bateman, sino por el algo mucho m?s sencillo, m?s de aqu?, m?s nuestro. Lo cual es muy de agradecer. Benito S?nchez Muzas, natural de Villanueva de Campe?n, provincia de Zamora. As? se llama nuestro 'Espanis Sico'. De Campe?n, en Zamora. Parado de la contrucci?n. Andreu Mart?n deja hueco para pocos 'exotismos' m?s.

Paratitulando a Jim Thompson, el asesino no est? en este caso dentro de m?. Qu? va. Ni de Andreu Mart?n, Eberhard Munck o Pat Bateman, sino de todos nosotros, los lectores de lo 'negrocriminal'. En realidad, Benito S?nchez tiene miedo de su propia rabia. Le horroriza pensar que los dem?s puedan hacerle lo que ?l tiene ganas de hacerles a ellos. Por eso induce, con el 'pastizal' ganado a la Primitiva, a tarados y desesperados que cometan actos execrables. A martillazos. A base de esos martillazos que dejan, junto a la v?ctima, un reguero de sangre, g?isqui, farlopa y bacile. Identificaci?n proyectiva. As? es como se conoce el marr?n del pobre S?nchez en psiquiatr?a.Verm? de grifo, gambas rebozadas y Mahou caliente Lecciones de sociolog?a en la barra del bar de la esquina. Verm? de grifo, gambas rebozadas y Mahou caliente. Suciedad, mugre, amargura. Paisajes del perif?rico barrio adornado con sus mendigos habituales, con sus s?rdidos 'puticl?s', con su humilde vecindario de siempre a la gresca con la vida. Manual de historia reciente a bordo de un R-11 por Rambla de Catalu?a Diputaci?n. Cr?nica de los (supuestamente-nada-dif?ciles) a?os previos al tardofelipismo. Neorrealismo a granel para narrar de forma desesctructurada, a lo chef destroyer, la entrada por la puerta de atr?s en la Nueva Vieja Europa que no tardar?a en vapulearnos. En las pensiones o en los bares m?s cutres de una Barcelona preol?mpica, fea y sentimental.Se comprar?a una pistola. El Muro, seguramente, tendr?a alguna para vender. Al Muro no le dir?a que hab?a sacado la Primitiva. Negra y lumpen. A martillazos, como el resto de las novelas ochenteras de Andreu Mart?n, es negra como el sobaco de un grillo y la protagoniza, ejerciendo de psic?pata patrio, un lumpen sin complejos. Desaforado, desquiciado, hilarante, S?nchez, Benito S?nchez, el protagonista, utiliza los millones del premio para cuestionar, ridiculizar y destruir la realidad. El rencor ca??. La mala folla nacional. Ese calent?n que a menudo asalta al macho alfa celtib?rico, siempre dispuesto a convertir una apacible partida de domin?, por culpa de un tropez?n, en un ba?o de sangre desproporcionadamente feroz. Todos se iban a enterar. Todos los que le hab?an jodido la vida se iban a encontrar con un buen mont?n de sorpresas: escribe Andreu Mart?n, adelant?ndose en casi 30 a?os a Bret Easton Ellis. Met?fora negra del novorriquismo rampante y visceral, abocado a la cat?strofe, transmutado en desprop?sito criminal. Andreu Mart?n, escritor visionario, se anticipa algunas d?cadas a la hora de plasmar sobre el papel lo que estaba por venir. Eso s?, sin estridencias. Con el mismo esp?ritu con que el inspector Domingo Leyva, el polic?a encargado del caso, soporta una de sus resacas o se pone al frente de un operativo. Leyva dispar?. No pudo evitarlo. Ni "manos arriba", ni "dese preso", ni leches. Dispar? cuatro veces contra el hijo de puta asesino de ni?as y le divirti? ver c?mo sal?a catapultado contra la pared, se descompon?a su gesto de abyecta dignidad y ca?a pesadamente sobre la cama. Lo dicho. El 'Jim Thompson' barcelon?s. Un puto amo a la espa?ola. En estado puro. S?lo queda confiar en que las reediciones de sus viejas novelas no se hagan esperar demasiado.

?

?

?

?


Comentarios