Jueves, 22 de septiembre de 2011
Publicado por negraycriminal @ 12:35
Comentarios (1)  | Enviar

 

 

La lectura de un libro siempre depara sorpresas. 

Iba por la página 55 de la novela  La sombra del minotauro de Antonio Lozano, cuando me he encontrado con lo siguiente:

 

"(...) Lo mejor del caso Bravo era que lo dejaba a la hora adecuada a tiro de piedra del Valbanera. Un día por semana, además, Cándido se distanciaba de sus menús caseros para experimentar con la gastronomía negra:

_ ¿ Comida africana?_ le había preguntado García Gago cuando, unos meses antes, le expuso el proyecto.

_ No, hombre. Qué carajo comida africana. Comida negra, de novela negra.

_ ¿ Y eso?

_ Coño, parece mentira que un detective no sepa que lo que más les gusta a sus colegas de las novelas es la comida.

_ Bueno, a todos no…

_ Hombre, los pobres yankis se tienen que conformar con hamburguesas y coca-cola, aunque en cuestión de cócteles se llevanla palma. Losdel norte pasan demasiado frío para salir a comer por ahí. Yo me refiero a los normales, a los que son como nosotros.

_ A ver, cuál es el plan_ se interesó García Gago.

_ Muy sencillo. Una vez a la semana, me olvido del potaje de berros, del sancocho y de la ropa vieja, y les ofrezco a mis clientes un menú negrocriminal.

_ ¿ Y de dónde sacas las recetas?

_ Me he hecho con un libro ideal, de una tal Montse Clavé.

Entre eso y lo que yo he descubierto por mi cuenta, tengo para un año sin repetir ni una sola semana."

 

Después de esto - que me ha encantado, por cierto - decir que el libro me ha gustado podría sonar a soborno...

Por lo que les aconsejo que lo lean y opinen ustedes mismos.

 

 

 


Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 03 de octubre de 2011 | 23:30

Gracias a ti, Montse, sin el libro no habría menú negrocrimonal en el Valbanera!

Un beso

Antonio