Martes, 18 de octubre de 2011
Publicado por negraycriminal @ 16:48
Comentarios (0)  | Enviar

Dicen que fue John Buchan el que "inventó" la novela de espías. 39 escalones nos hablaba de pérfidos informadores en el preludio de la II Guerra Mundial. Pero el espía, la segunda profesión más vieja del mundo, mundial o no, tambíen estuvieron presentes en los inicios de la revolucion rusa. La real, no la otra, la inventada por Stalin en connivencia con Hollywood. Rebeca West, nos da unas 468 páginas llenas de acnteceres en los albores del siglo XX, en la rusiá zarista. Traducida por Rafael Vázquez Zamora, el crítico onubense que fué delegado de la revista Destino, en Madrid. Edita una editorial rara, rarísima, del Grupo Planeta: BackList, dedicada a recuperar con dignidad, clásicos como Cuando los pájaros caen, de Rebecca West, una novela de espías en el zarismo, antes de la Revolución.

 


Comentarios