S?bado, 19 de noviembre de 2011
Publicado por negraycriminal @ 12:28
Comentarios (0)  | Enviar

 

 

El próximo domingo elecciones. El acto de votar es como el acto de leer, un acto solitario. Nosotros nunca nos cansamos de votar, nunca nos cansamos de leer. Fue fácil  aprender a leer, fue difícil conseguir votar. Pero en la librería hemos aprendido que después de leer, en los clubes de lectura, o en cenas como la de anoche con Ernesto Mallo y los miembros del club Cómplices de Negra y Criminal, compartir tus opiniones, tus sensaciones, da otra dimensión al acto solitario de leer.

 

¿ Que se puede hacer un domingo después de votar?. Nosotros, les proponemos que se vengan por la librería, por La Barceloneta, si están en Barcelona. Hablaremos de libros, y de novelas con campaña electoral. Este domingo el vermut será de la Cooperativa de Cretas, en el Bajo Aragón, las patatas fritas serán Corominas, de Badalona, y las aceitunas de la Cooperativa de Calaceite.

 

Pero también pueden venir mañana a compartir los mejillones y el vino de cada sábado con nosotros y con Fermín Goñi, y Una muerte de libro. “Tampoco le hubiera gustado a don Colombano una concentración de tanto tiralevitas la mañana en que incineraron su cuerpo, a los pies de unos de los vasos comunicantes que estrangulan Madrid,la M-30, con un viento cortante que venía de todas partes y congelaba las entretelas”.¿ Lo quieren dedicado?

 

La gente del XIX Bar, un bar especializado en ginebras, de la Calle Rocafort en Barcelona, nos piden que les digamos protagonistas y novelas negrocriminales que beban ginebra. Nosotros sabemos algunas, pero seguro que ustedes, saben mucho más.¿ Nos ayudan?

 

Mas bares. Los que Jesús Lens recoge en el fantástico libro que, aún huele a tinta, nos acaba de llegar: Café-Bar Cinema. Cafés, bares y clubes de película. Con prologo de Fernando Marías, y editado en la colección Ultramarina de la editorial Almed. Un recorrido por el cine y la literatura a través de esos lugares míticos donde se conversa , se observa, se sueña, se… Jesús Lens nos ha facilitado la decisión sobre uno de los regalos de las próximas fiestas.

 

Y en nuestra recomendación de esta semana nos vamos a Dinamarca, de la mano de Jussi Adler-Olsen del Inspector Carl Morck, y su ayudante sirio. El inspector Morck dirige un pequeño equipo de trabajo, el Departamento Q, dedicado a investigar casos cerrados.

 

A finales de los años noventa, la policía encuentra, en una casa de veraneo en el norte de Dinamarca, a dos hermanos adolescentes brutalmente asesinados. Han sido golpeados, torturados y violados sin compasión. La investigación policial apunta a que los culpables pueden hallarse entre un grupo de jóvenes de buena familia, hijos de padres exitosos, ricos, cultos. Sin embargo, el caso se cierra muy pronto por falta de pruebas concluyentes hasta que, pocos años más tarde, uno de los sospechosos se entrega sin razón aparente y confiesa el crimen. Supuestamente, el misterio se ha resuelto. Pero entonces ¿por qué los archivos del caso aparecen veinte años después en el despacho del inspector Carl Mørck, jefe del Departamento Q? Al principio Mørck piensa que el caso está ahí por error, pero pronto se da cuenta de que en la investigación original se cometieron muchas irregularidades…

 

Los chicos que cayeron en la trampa, es una novela fácil de leer,pero dificil de olvidar, que nos recuerda, en ocasiones, la mirada demoledora del cineasta Haneke. El Mal, la Maldad. Traduce Nicolás de Miguel y edita Maeva, una editorial cómplice. Jussi Adler-Olsen estará por Barcelona en Febrero participando en BCNegra

             

  

 

Letal, como un solo de Charlie Parker.

  

Saludos negrocriminales y buena lectura

 

 

 


Comentarios