Viernes, 25 de noviembre de 2011
Publicado por negraycriminal @ 10:15
Comentarios (0)  | Enviar

 

La Voz de Asturias

25/11/2011 00:00 /

 

Maruja Torres irrumpe en el salón del hotel Alcomar en plan starlet . Envuelta en una pasmina, que le infiere ese aire árabe que adquirió durante su estancia en el Líbano, donde ejerció de corresponsal, saluda con sonrisa franca y atrae la mirada admirada de las tertulianas de Les Comadres. Reparte besos y se atusa el pelo, cachonda, ante los flashes de las cámaras. La escritora y periodista barcelonesa, de lengua y pluma incisivas, recibió ayer un premio que le aguardaba desde hace 17 años: la Comadre de oro que reparte anualmente la tertulia feminista homónima y que en su día Torres no pudo recoger.

 

La concejala socialista Carmen Veiga y la ex alcaldesa Paz Fernández Felgueroso le hicieron entrega del galardón en reconocimiento a su lucha por la igualdad. “Para mi, la tertulia Les Comadres representa a esa mujer asturiana dura, fuerte, solidaria y alegre. Para mí, Asturias significa caricias y mimos de gente a la que me siento muy próxima”, señaló la escritora.

 

Luego, ya en bambalinas ante los medios, Maruja Torres no defraudó. Soltó ácido y opinó sobre todo y sobre todos, “a riesgo de que me echen del país”, como señaló al final de su charla. La escritora y periodista catalana fue de lo universal a lo local. De Egipto, por ejemplo, de donde acaba de regresar tras un mes inspirándose para su próxima novela, ya en curso y que estará en las librerías en abril, no pudo expresar otra cosa que “pena”. A Maruja Torres le duelen los egipcios. “¿No es terrible que la gente tenga que morir para alcanzar algo tan simple como una vida normal?”, se preguntó, al tiempo que fue rotunda al calificar la Primavera egipcia como “un golpe de estado de unos militares que se querían cargar a Mubarak”.

 

A la ácida escritora se le notaba con la munición cargada. Miel sobre hojuelas para el plumilla, sobre todo en plena resaca electoral. Al arrollador triunfo de la derecha, Maruja Torres lo califica como “muermo castellano viejo”. Descreída y confusa, la escritora barcelonesa deja en manos de los mercados el futuro inminente de España. “No descartemos que los mercados obliguen al presidente Mariano (como se dirige a Rajoy) a irse. Pobrecito, después de tanto intentarlo...”, comentó, ácida.

 

“Personaje siniestro” Maruja Torres también demostró estar al tanto de lo que pasa en Asturias. El acceso del partido casquista al poder ha puesto en la picota a la RTPA, el Niemeyer o la Semana Negra, certamen cultural en el que la propia Torres ha participado en varias ocasiones. “Lo que pasa es que la Semana Negra despierta muchas envidias y la ira de aquellos que creen que la cultura debe ser una purga. En la Semana Negra hay cultura y también diversión y alegría de vivir, lo que para algunos es un delito. Ahora, también digo que los gijoneses deben luchar por lo suyo”, señaló Maruja Torres, que también tuvo palabras para el conflicto con la RTPA. “Cascos, como toda la derecha, no gana las elecciones, sino que vuelve con todo el ingrediente de revanchismo que eso implica. No tendrá piedad porque, además, son mediocres. Se me ponen los pelos de punta”, afirmó la periodista y escritora.

 

Maruja Torres, que ayer mismo se enteró del paulatino cierre del Niemeyer, concluyó su parlamento de manera contundente. “Cascos, aunque se haya cambiado de siglas, es el PP y no da el pego. Qué pena que personajes así de siniestros, funestos y tristes lleguen al poder, como el presidente Mariano”, espetó Maruja Torres.

 


Comentarios