Lunes, 05 de diciembre de 2011
Publicado por negraycriminal @ 10:04
Comentarios (1)  | Enviar

“Soy el único policía que invita a la boda de su hija a un viejo comunista que conoció en los calabozos de Jefatura”

Con el agua al cuello.


Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 05 de diciembre de 2011 | 16:31

Muy buena novela. Creo que Markaris ha remontado, desde su novela de Estambul, que me pareció flojita y ahora espero que concluya la trilogía que nos tiene prometida.

María Albert