Jueves, 23 de febrero de 2012
Publicado por negraycriminal @ 8:49
Comentarios (0)  | Enviar

En la carta del librero les hablamos de lo mucho que nos gusta verles sonriendo. Desde Canarias, José Manuel, termina su pedido con estas palabras

“La verdad, no sé por qué estoy tan triste. Me cansa esta tristeza, os cansa a vosotros; Pero ¿cómo me ha dado o venido?, ¿En qué consiste?, ¿de dónde salió?, Lo ignoro. Y tan torpe me vuelve este desánimo, Que me cuesta trabajo conocerme.” (William Shakespeare, “El mercader de Venecia&rdquoGui?o


Comentarios