Viernes, 27 de julio de 2012
Publicado por negraycriminal @ 12:05
Comentarios (0)  | Enviar

Sergio Torrijos reseña en Calibre 38, La cancion del sicialiano, la nueva novela de Cristina Amanda Tur.

“La canción del siciliano”, de Cristina Amanda Tur, por Sergio Torrijos Martínez

by revistacalibre38

Sergio Torrijos Martínez

Un hecho tan trivial o tan cotidiano como es un ajuste de cuentas inicia la novela. Nos movemos en territorio negro, Ibiza, costa mediterránea, lugar donde convergen buena parte de los magnates de, llamémosle así, dinero de extraña procedencia. No solo es Ibiza sino toda la costa, un lugar donde, de vez en cuando, escuchamos que se ha detenido a un capo o se ha desmantelado una red de mafiosos. Lo que parte de un hecho cotidiano y común comienza a alejarse no bien la escritora se acerca a su propósito que no es otro que acercarse a un mafioso.

La escritora no se anda con tonterías y envida a grande, mafia y siciliano, aunque ahí abría que hacer distinciones, Cosa Nostra, Mafia o N´Dranghetta, aunque es lo mismo pero de diferente procedencia.

La novela se divide entre los buenos, policías, e investigados, aunque cuando nos acercamos a alguien tiene la capacidad de no parecer tan malo, la distancia que distorsiona, lo cual puede que sea uno de los mayores atractivos de la novela. El caso o la investigación pierden poco a poco el interés, es más anodino su desarrollo y comienza lo que es más divertido de la novela: un viajecito a la historia, mítica, de la mafia en Italia.

Ese tono mítico, de atrevimiento, de osadía, gusta al mismo tiempo que asquea. No es la primera novela que se asombra de hechos ocurridos por delincuentes, pero en esta novela la descripción, sobrenombres y demás elementos que la autora muestra nos acercan a una realidad muy poderosa.

Los asesinatos de jueces o las corruptelas de alto nivel no solo han marcado un antes y un después sino que, como hecho excepcional, tienen que atraer la atención. Cristina Amanda Tur no se lanza a juzgar a los mafiosos o a idear qué pensarían -labor encomiable pero que sería complicadísima-, sino que nos muestra, a modo de museo, los hechos, y lo hace sin importar la crudeza de los mismos.

Parece como si la novela hubiera derivado ella sola, pues las historias tienen en algunos momentos vida propia, y se hubiera acercado a donde deseaba estar, a esa zona del sur de Italia, dejando a un lado el desarrollo típico de la novela negra.

La editorial tiene un muy buen gusto a la hora de tratar el libro, de pequeño tamaño, papel de calidad y con todos los detalles posibles para que la lectura sea lo más agradable posible, algo que verdaderamente, y valga la redundancia, se agradece. Una felicitación a Funanbulista por su trabajo.

Interesante novela de CAT, muy atrayente el empleo de una prosa limpia, clara y sencilla que nos hace avanzar en una historia con rapidez y facilidad. Agrada el nuevo marco de la novela, una isla. Y vaya isla. Gusta, sobre todo, el esfuerzo por acercarnos a personajes tan atrayentes como difíciles de interpretar.

 

La canción del siciliano
Cristina Amanda Tur
Funambulista

 


Comentarios