Viernes, 11 de mayo de 2007
Publicado por negraycriminal @ 7:14
Comentarios (0)  | Enviar
Imagen



MOONLIGHT BLUES
Stefano Casini
48 pags. Blanco y negro.
Astiberri ? 8 Euros


Los aficionados al comic conocen a Stefano Casini por ser uno de los tres creadores del ?xito editorial de la ?ltima d?cada en Italia: Nathan Never. Un personaje de ciencia ficci?n, con muchos elementos negros, que supuso el en?simo ?xito de la editorial italiana Bonelli que vende millones, si millones, de ejemplares mensuales de sus comics, con cabeceras tan famosas como Dylan Dog, Martin Myst?re, Tex, Zagor y una docena de t?tulos mas.
Pero a Casini el mundo de los personajes se la qued? muy pronto peque?o, y comenz? a trabajar en apuestas m?s personales y, sobre todo, m?s variadas. ha realizado ?lbumes de g?nero negro, como ?Maschera senza luce?, o de ciencias ficci?n, como ?Il demone nell?anima?, aunque sus historias siempre suelen tener un trasfondo narrativo del g?nero negro, o como el mismo suele decir, muchas de sus historietas son ?cibernegras?. Curiosamente, entre sus influencias reconoce las de Giraud (Moebius), Hermann (Comanche) y del dibujante espa?ol Tha.
?Moonlight Blues? es una de esas historias que un autor completo se puede permitir el lujo de regalarse a si mismo. es una historia negra con todos los ?tics? que le permiten a un autor sumergirse durante una buena temporada (dibujar un ?lbum lleva varios meses) en el mundo en el que desea.
En este caso, nos lleva a New York en los a?os cuarenta, y nos va presentando a los personajes: un saxofonista enamorado del blues que toca en un club de jazz pero que consigue sus mejores notas en la terraza de su casa, una prostituta que est? metida en este oficio porque no puede aspirar a mas, un boxeador que descubre repentinamente que puede ser un ganador, una vampiresa que es la querida del mafioso propietario del local, un gorila con sentimientos...
Todo lo necesario para construir una t?pica y t?pica historia del g?nero negro. Algunas se quedan tan s?lo en t?picas. Otras, como esta, consiguen tocarnos alguna fibra interior, y hacernos pasar un buen rato de lectura de letras e im?genes.

Comentarios