Domingo, 05 de abril de 2009
Publicado por negraycriminal @ 13:00
Comentarios (0)  | Enviar


Paco, el librero, lee el texto que envió Alicia Giménez-Bartlett




“Maestro González Ledesma: No estoy en Barcelona en cuerpo, pero sí en alma. Te felicito por el nuevo libro que llevaré conmigo estos días de vacaciones. Así podré bebérmelo cuando tenga sed de buena novela negra, que es siempre. Eres un crack, o como diría Petra Delicado: “un puto crack” y todo el mundo te quiere, como escritor y como persona.
Un abrazo apretado: Alicia Giménez Bartlett"


La cola para dedicatorias duró 97 libros
(con la capa roja Guillermina Motta)



El oficio de librero tiene dÍas más plenos que otros



Francisco González Ledesma se despide de la librera frente a la mirada cariñosamente vigilante de Rosa, su esposa.



Si alguien desea la receta de los mejillones a la Méndez que nos la pida y la pondremos en el blog. Buen domingo.


Comentarios