Mi?rcoles, 11 de noviembre de 2009
Publicado por negraycriminal @ 17:43
Comentarios (2)  | Enviar

GRACIAS WILLY!







Noviembre 9, 2009


Las olas de la Barceloneta

 

 

El agua llegaba a la cintura. En quince minutos la tendrían por el cuello. La primera ola rompió de madrugada sobre la barra creada en torno al dique. Su flujo penetró en la ciudad como si fuera un inquisidor católico, feliz por el campo abierto y tanta alma para meter a su zurrón.

 

- Lo hicimos mal – dijo Larry – Ese dique levantado frente a la playa.

 

- Nosotros no fuimos. Y no veas cómo me jode esa postura tuya de repartir las culpas entre todo el personal – replicó Bertlemann.

 

Al mediodía, otra ola rompió sobre el dique. Los veleros del puerto naufragaron en la Rambla y la fuerza del mar puso a Colón señalando hacia Martorell. El agua se colaba por las bocas de metro de un modo brutal y salía por las alcantarillas del mismo modo.

 

  

- Ni ellos son el demonio ni tú un santo barón – añadió Larry, mientras ambos remaban sobre sus tablas rumbo a la librería.

 

- Deja en paz al demonio, está muy por encima de toda esa basura. ¿Cuántos informes y a qué precio? ¿Cuánto inflaron el presupuesto? ¿Cuántos amiguetes? ¿Cuántos y tantos hombres honorables? ¿Cuánto calculas su beneficio? Las culpas son suyas pero las pagamos nosotros, los buenos.

 

- Eres un demagogo, Bert.

 

- Y tú un crédulo, Larry.

 

Guardaron silencio y continuaron remando. Las calles de la Barceloneta componían una cuadrícula marítima en exceso.

 

- ¿Se podrán salvar algunos libros? – preguntó Larry.

 

- Seguro. Paco y Montse siempre han sido una pareja impermeable.

 

- ¿Impermeable? Vaya estupidez. Una definición desafortunada.

 

- ¿Ah sí? ¿Cómo los definirías tú?

 

- Impermeables no, desde luego – dijo Larry.

 

Un hombre bajaba en pedalo desde la Diagonal. Les explicó la situación en el resto de la ciudad con dos palabras: Estic xop.

 

- Ahí lo tienes, Bert, un análisis racional, sin pasiones.

 

- Lo repito, eres un maldito crédulo. La política es el refugio de los mediocres, no olvides eso en tu vida.

 

- Ni eso ni tu tinte mesiánico.

 

Al alcanzar el cruce del carrer del Maquinista con el carrer de l’Atlántida doblaron en dirección a la librería. La fuerza del agua era intensa y en sentido ascendente, directa hacia la Moreneta. Cuando llegaron a la entrada del carrer de la Sal y observaron el panorama, Larry dio la razón a su amigo.

 

- Una pareja impermeable, lo reconozco.

 

El carrer de la Sal estaba seco, soleado y sabatino. Paco y Montse, los libreros, degustaban unos mejillones al vapor y un blanco del Penedés.

 

- Todo en orden – dijo Bert, dejando en el aire un suspiro de alivio.

 

- ¿Miramos en la zona del Liceu? A lo mejor está rompiendo una buena derecha por allí.

 

- Buena idea Larry, incluso nos pueden cuadrar unos cientos de miles de euros brotando de las cañerías.

 

Y continuaron remando ciudad arriba, confundidos entre el maremágnum.

 

La librería en cuestión: Negra y Criminal





Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 11 de noviembre de 2009 | 23:20
Con el agua al cuello, pero a?n respiramos. Una ola grande de cuy?ns.

Gracias a vosotros.

Bil
Publicado por Invitado
Jueves, 18 de febrero de 2010 | 15:00
gAAMLN <a href="http://jcotmdtrqavt.com/">jcotmdtrqavt</a>, [url=http://fpprtasbeitb.com/]fpprtasbeitb[/url], [link=http://xjjskoxcqhbn.com/]xjjskoxcqhbn[/link], http://wqnodfgwlbms.com/