Martes, 16 de febrero de 2010
Publicado por negraycriminal @ 13:58
Comentarios (2)  | Enviar


La llegada de James Ellroy a Negra y Criminal, precedida de la advertencia de la responsable de comunicación de Ediciones B de que el autor estaba cansado y de mal humor tras la última de las muchas ruedas de prensa del día, nos tenía con el alma (negrocriminal) en vilo.

La lluvia remataba la faena.

Las montañas de libros por firmar aguardaban un destino incierto.

Solo la presencia de sus fantásticos traductores al castellano Montserrat Gurguí y Hernan sabaté, buenos amigos del autor, nos ofrecía una cierta tranquilidad.

 

Y en eso llegó ÉL.

Alto, con abrigo y sombrero, y con aquella sonrisamueca igual a la de sus fotos.

Miró detenidamente la librería, y a los pocos visitantes que aguardaban -condición sine qua non -, y dijo : “ Me gusta. La compro”.

  

 

Lo que menos le gustó de la librería ( siempre enfant terrible ) fueron los libros .

Lo qué más las piernas de Sofía Loren, la ficha policial de la librera y un perro, dibujado por Loustal, que aparece de un antigua cartel de un Festival de Polar de Frontignan .








 

 

Ni distante, ni cercano.Amable y educado.Profesional.


 

Después de dar la mano a todos para despedirse, se puso el sombrero y el abrigo y desapareció en la lluvia.

  

Creo que fuimos tontos al no querer oír la, probablemente,
mejor oferta de compra que Negra y Criminal recibirá nunca.



De izquierda a derecha,Dashiell Hammett, Paco,
James Ellroy y Montse


Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 17 de febrero de 2010 | 9:27
Hasta da un poco de miedo...Enfurru?ado
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 17 de febrero de 2010 | 9:29
Perd?n se me fue la mano en el comentario anterior. Quer?a acabar diciendo, que aunque de miedo, o respeto, vendr? a recoger mi ejemplar firmado el s?bado. Fumador
GL